LUCI, una herramienta para reducir el impacto de la agricultura en los servicios ambientales de un ecosistema

LUCI, una herramienta para reducir el impacto de la agricultura en los servicios ambientales de un ecosistema

octubre 23, 2017 0 Por Patricio Cuasapaz

Que es LUCI

Sin lugar a dudas la preocupación por los impactos de la intensificación del uso de la tierra rural en los servicios de los ecosistemas está creciendo a nivel mundial, especialmente con respecto a la gestión de la calidad del agua, de allí; que se hayan desarrollado modelos como el Indicador de Utilización y Capacidad de la Tierra (Land Utilisation and Capability Indicator- LUCI), que viene siendo un Framework de SIG que considera los impactos del uso del suelo en varios de los servicios de los ecosistemas de una manera holística y espacialmente apreciable. Debido a su excelente escala espacial y su enfoque en el medio rural, LUCI está bien posicionado para ayudar a los administradores de explotaciones y cuencas a explorar y cuantificar soluciones para mejorar la calidad del agua y al mismo tiempo mantener o mejorar otros resultados de los servicios ambientales de un ecosistema.

Como LUCI podría ayudar a reducir el impacto de la agricultura en los ríos y otros cuerpos de agua

LUCI es una herramienta que podría ayudar a los agricultores a reducir su huella ambiental y lo mejor de todo es que ha sido desarrollada en asociación entre investigadores y una cooperativa de agricultores, lo cual ha permitido que la herramienta se muestre de una forma muy Holística y de fácil comprensión para los productores.

impacto de la agriculturaBethanna Jackson, de la Facultad de Geografía, Medio Ambiente y Ciencias de la Tierra de la Universidad Victoria desarrolló originalmente el Indicador para su aplicación en Gales – Reino Unido, donde ya se ha estado trabajando desde 2006 en intervenciones de uso del suelo para ayudar a mitigar inundaciones y proporcionar otros beneficios ambientales. En Nueva Zelanda, el equipo de investigación comenzó a colaborar con la cooperativa Ravensdown desde el 2015 para ver cómo se podía aplicar la herramienta sus granjas.

Como resultado de esta asociación, los especialistas de Ravensdown utilizarán el desarrollo de software recientemente desarrollado en la herramienta central LUCI para ayudar a los agricultores a identificar áreas “en riesgo” de pérdida de nutrientes y de esta manera evitar el desperdicio de fertilizantes y las consecuencias ambientales que esto acarrea.

La idea inicial es reducir el uso de fertilizantes o la carga animal en zonas donde se considere de alto riesgo que los fertilizante o los excrementos de las explotaciones ganaderas puedan ser conducido por efectos de la lluvia o el riego a cuerpos de agua o acuíferos y que podría estimular la proliferación de algas y dañar la vida acuática.

Según Jackson “No se trata solo de reducir el volumen de fertilizante o la cantidad de animales; también hay opciones para interceptar los nutrientes antes de que ingresen a los cursos de agua. En algunas regiones, donde la pérdida de nutrientes es especialmente problemática, los agricultores y otros miembros de la comunidad están buscando tomar medidas ya que las vías fluviales suelen atravesar o bordear múltiples granjas”.

Por su parte el director ejecutivo de Ravensdown, Greg Campbell, dijo que asociarse con investigadores universitarios era parte de su deseo de enfocarse en “una ciencia sólida y una agricultura más inteligente”.
El uso de la herramienta LUCI, significa que los agricultores pueden enfocarse en ciertas áreas para las mitigaciones, y luego mapear la efectividad de esas mitigaciones para reducir las pérdidas de nutrientes de las granjas y mejorar la calidad del agua dulce.

Fuentes: