El Mercado de la Carne Cultivada en Laboratorio

En 1997 Mark Post, un científico holandés, produce la primera hamburguesa de carne cultivada en laboratorio. Para el 2002, la empresa estadounidense Memphis Meats la primera pechuga de pollo. En el 2013 la empresa israelí Aleph Farms producía la primera hamburguesa de carne cultivada en laboratorio utilizando bioimpresión 3D y más tarde, en el 2015, la empresa estadounidense Eat Just produce la primera hamburguesa de carne cultivada en laboratorio y sin antibióticos ni hormonas. En el 2018 Finless Foods (EE.UU.) la primera carne de pescado, dos años mas tarde Good Meat la primera carne de cerdo y en el 2021 Aleph Farms produce la primera carne de vaca cultivada en laboratorio en forma de filete.

Mas de dos décadas y apenas en el 2022 Eat Just obtiene la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos para comercializar su hamburguesa y un año más tarde, en julio del 2023 la Comisión Europea aprueba la comercialización de la primera carne cultivada en laboratorio en la Unión Europea.

La aprobación de este nuevo tipo de productos comestibles, es un hito importante para esta industria, que tiene el potencial de revolucionar la forma en que producimos y consumimos carne. La aprobación de la carne cultivada en la UE abre la puerta a su comercialización en otros países de la Unión.

Se espera que la carne cultivada se convierta en una opción cada vez más popular en los próximos años, a medida que los consumidores se vuelven más conscientes de los impactos medioambientales y éticos de la producción de carne tradicional.

Algunas proyecciones del Mercado de la Carne Cultivada en Laboratorio

Un informe publicado por la consultora Exactitude Consultancy en septiembre de 2023 estima que el mercado mundial de la carne cultivada alcanzará los 352,4 millones de dólares en 2028, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 20,8%. El informe señala que el mercado está creciendo rápidamente, impulsado por el aumento de la conciencia sobre los impactos medioambientales y éticos de la producción de carne tradicional (https://exactitudeconsultancy.com/es/reports/21827/cultured-meat-market/).

Otro informe, publicado por la firma de análisis de mercado Allied Market Research en octubre de 2023, estima que el mercado mundial de la carne cultivada alcanzará los 18.000 millones de dólares en 2030. El informe señala que el mercado está creciendo a un ritmo anual compuesto (CAGR) del 30,8% (https://www.alliedmarketresearch.com/cultured-meat-market-A06670#:~:text=The%20cultured%20meat%20market%20size,from%202022%20to%202030).

Estos informes coinciden en que el mercado de la carne cultivada crece rápidamente y tiene el potencial de convertirse en una importante alternativa a la carne de origen animal en los próximos años.

En cuanto a la situación actual del mercado, se puede decir que todavía es incipiente. La carne cultivada solo está disponible en un número limitado de países, como: Estados Unidos, Singapur, Israel, Taiwán y Hong Kong, y su precio sigue siendo más alto que el de la carne de origen animal. Sin embargo, la industria está avanzando rápidamente, y se espera que la carne cultivada se vuelva más asequible y accesible en los próximos años.

Factores que impulsan el crecimiento del mercado de la carne cultivada en laboratorio

Algunos de los principales factores que impulsan el crecimiento del mercado de la carne cultivada son:

La conciencia sobre los impactos medioambientales

El aumento de la conciencia sobre los impactos medioambientales de la producción de carne tradicional. La producción de carne de origen animal es una de las principales causas de la deforestación, la contaminación del agua y las emisiones de gases de efecto invernadero.

La carne de laboratorio requiere entre un 7% y un 45% menos de energía, emite hasta un 96% menos de gases de efecto invernadero y emplea un 99% menos de tierra en comparación con la ganadería tradicional (https://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/ventajas-desventajas-carne-laboratorio)​​.

Un estudio de la Universidad de Oxford reveló que la producción de carne cultivada en laboratorio puede reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 90% y el uso de agua y tierra en un 95% y un 99%, respectivamente, en comparación con la carne de res convencional (https://simalco.com/la-revolucion-de-la-carne-cultivada-en-laboratorio-sostenibilidad-y-seguridad-alimentaria-en-la-foodtech/)​​.

La conciencia sobre los impactos éticos

El aumento de la conciencia sobre los impactos éticos de la producción de carne tradicional. La producción de carne de origen animal implica el sufrimiento de los animales en absoluto.

El desarrollo de nuevas tecnologías para hacer más eficiente la producción de carne de laboratorio

Las nuevas tecnologías que hacen que la producción de carne cultivada sea más eficiente y rentable incluyen:

  • Bioimpresión 3D: Esta tecnología permite crear estructuras tridimensionales de carne cultivada imitando la textura y la estructura del tejido muscular real. Es crucial para producir cortes de carne más complejos y con características similares a la carne convencional.
  • Andamios Vegetales Descelularizados: Se utilizan como una matriz para el crecimiento de tejido adiposo (grasa), imitando la distribución de grasa en la carne tradicional. Estos andamios ayudan a replicar la textura y el sabor de la carne real.
  • Microcarriers: Son pequeñas esferas utilizadas para cultivar células en grandes volúmenes. Facilitan la expansión de células, como las del músculo esquelético bovino, permitiendo una producción más eficiente.
  • Suero para Cultivos Celulares de Origen No Animal: Desarrollo de medios de cultivo que no dependen de productos animales, como el suero bovino fetal, lo que reduce los costos y mejora la sostenibilidad.
  • Andamios Electrohilados a Base de Plantas: Se utilizan para la ingeniería de tejidos y la producción de carne cultivada. Estos andamios imitan la matriz extracelular, proporcionando un entorno adecuado para el crecimiento de las células.
  • Reducción del Impacto Ambiental de los Medios de Cultivo: Mejoras en la eficiencia y sostenibilidad de los biorreactores utilizados en la producción de carne cultivada.
  • Extractos de Algas: Se emplean para fomentar la proliferación de cultivos celulares, ofreciendo una alternativa sostenible y eficiente al uso de sueros.
  • Perlas de Celulosa: Actúan como soportes o microcarriers en la producción de carne in vitro, facilitando el cultivo de células en grandes volúmenes.
  • Cultivo de Grasa de Insectos in Vitro: Se explora como una fuente alternativa de lípidos para la agricultura celular, potencialmente reduciendo los costos y mejorando la sostenibilidad.
  • Selección de Cultivos Celulares en Función del Animal Donante: Optimiza la calidad y las características de la carne cultivada, seleccionando las células más adecuadas para cada tipo de carne.
  • Materiales de Origen Vegetal en Bioimpresión 3D: Se utilizan como andamiaje para sostener y nutrir las células durante el proceso de bioimpresión, mejorando la estructura y la textura de la carne cultivada​​​​.

Patricio Cuasapaz

Autor de AgropPROD - Noticias de tecnología agrícola. Consultor Agrícola, en planificación territorial y Marketing Digital.

Deja un comentario