Los consumidores de EE.UU. confunden entre productos etiquetados como orgánicos y no GMO

Los consumidores de EE.UU. confunden entre productos etiquetados como orgánicos y no GMO

octubre 25, 2017 0 Por Patricio Cuasapaz

Al parecer los consumidores confunden con mucha frecuencia entre alimentos etiquetados como “orgánicos” y “no modificados genéticamente”, según un nuevo estudio presentado por la Universidad de Florida. De hecho, los investigadores encontraron que algunos consumidores ven las dos etiquetas como sinónimos.

Ésta investigación se realizó con el objetivo de encontrar las mejores formas de comunicar si un alimento tiene ingredientes GM; y para medir la disposición de los consumidores a pagar por alimentos etiquetados como “GM” versus los “no GM”; para lo cual los investigadores realizaron una encuesta a nivel nacional (realizada en EE.UU.) que alcanzó un total de 1,132 encuetas.

La investigación buscaba determinar cuánto estaban dispuestos a gastar los consumidores en alimentos etiquetados como “USDA Organic” frente a los etiquetados como “Non-GMO Project Verified”. El material genéticamente modificado no está permitido en alimentos etiquetados como “USDA Organic”, mientras que “Non-GMO Project” significa que el alimento no tiene más del 0.9 por ciento de características de GM.

No GMOLa investigación tomo dos productos como ejemplo: el primero consistía en una caja de 12 barras de granola, que generalmente representan un alimento que se manufactura tomando en cuenta el factor diferenciador del contenido o ausencia de material genéticamente modificado, y el segundo básicamente era una libra de manzanas.

Cuando los consumidores analizaron los paquetes de barras de Granola etiquetadas como “Non-GMO Project”, estuvieron dispuestos a gastar 35 centavos más que los productos que contenían texto que decía que “contiene ingredientes modificados genéticamente”. Con la etiqueta “USDA Organic”, los consumidores estaban dispuestos a pagar 9 centavos más.

Con respecto a las manzanas, los encuestados estaban dispuestos a pagar hasta 35 centavos más por los etiquetados como “Non-GMO Project” y 40 centavos más por aquellos etiquetados como “USDA Organic”.

Las respuestas de los participantes llevaron a que los investigadores concluyan que los consumidores no distinguen las definiciones entre las dos etiquetas de los alimentos.

Los investigadores también querían saber cómo los códigos QR afectan las elecciones de alimentos etiquetados; y cuánto estaban dispuestos a pagar los consumidores por los alimentos etiquetados como GM si esa información provenía de un código de respuesta rápida o QR. Los resultados del estudio mostraron que los consumidores están dispuestos a pagar más por los alimentos genéticamente modificados si la información es proporcionada por un código QR. Sin embargo el mismo estudio revela que muchos de los encuestados no escanearon el código. Los investigadores argumentan adicionalmente que es posible que con el tiempo, los consumidores se familiaricen más con los códigos QR y estén más dispuestos a escanearlos.

Una de las conclusiones más importantes es que la etiqueta “Non-GMO Project” comunique con mayor claridad la ausencia de ingredientes GM que un producto etiquetado como ‘USDA Organic’.

Fuente: https://www.sciencedaily.com/releases/2017/10/171023102228.htm