Regulaciones para la crianza de pollos en el patio trasero

Regulaciones para la crianza de pollos en el patio trasero

marzo 13, 2018 0 Por Patricio Cuasapaz

Mantener pollos en el patio trasero, históricamente constituía una respuesta a las dificultades económicas ante varias situaciones adversas; incluso en la actualidad existen un número creciente de pollos en pequeñas granjas familiares en patios traseros, tendencia que se encuentra aun más en aumento considerando que muchas personas prefieren criar su propia comida debido al pensamiento de que será más segura, más fresca y más nutritiva que la que se cultiva comercialmente. Sin embargo, en un nuevo estudio de la Universidad de California sugiere que las ordenanzas locales (California – EEUU) no abordan adecuadamente la salud humana y animal cuando se trata de aves de corral y no se ajustan a las de los productores comerciales.

regulación para la crianza de pollos en el patio trasero

“Irónicamente, cuando las personas intentan controlar la forma en que cultivan sus alimentos, la mayoría de las ordenanzas no garantizan la salud y el bienestar básicos para las aves y los humanos”, dijo Catherine Brinkley, profesora de desarrollo comunitario y regional en la Facultad de Agricultura y Ciencias Ambientales. Ella es la autora principal del estudio.

Un método para proteger el bienestar animal y la salud pública fue publicado recientemente en el Journal of Community Health, el mismo que sugiere la necesidad de más leyes que exijan la vacunación, el manejo del estiércol y el bienestar general de los animales en entornos urbanos y suburbanos, similares a las políticas y regulaciones impuestas a los ranchos comerciales de pollos.

En el mismo documento se expresa que las disposiciones que rigen la matanza de animales y la atención veterinaria de rutina son raras.

Los investigadores centraron su estudio en 100 municipalidades de Colorado, el único estado en recopilar datos públicos relacionados a refugios de animales y otras estadísticas. En comparación con otras tres ciudades de EE. UU.: Los Ángeles, Miami y Nueva York. Denver tuvo el mayor porcentaje de encuestados a favor de permitir la crianza de aves de corral, 62,5%; el porcentaje más bajo de encuestados que creían que las aves de corral urbanas conducirían a más enfermedades humanas (7,4%). Se encuestó a casi 42,000 hogares en las cuatro ciudades.

Casi todas las leyes que rigen el mantenimiento de las aves de corral en Colorado se aprobaron desde 2000. De la misma manera se han aprobado o modificado más ordenanzas avícolas en Colorado en los últimos cinco años que en los cien años anteriores.

Las directrices más comunes para las ordenanzas avícolas, encontraron los investigadores, se refieren al diseño de la vivienda, la ubicación y el sexo de las aves: algunas municipalidades prohiben los gallos por completo, otros no, y otros permiten un gallo por cada 12 gallinas, por ejemplo. Pero a menudo faltan regulaciones relacionadas con la limpieza, la ventilación y los requisitos de agua y comida. Las ordenanzas que rigen la matanza de pollos en el patio trasero ocurren en solo la mitad de los municipios en Colorado, y muchos son vagos.

Fuente: https://www.ucdavis.edu/news/backyard-chickens-need-more-regulation