¿Pueden las áreas metropolitanas cultivar sus propios alimentos?

¿Pueden las áreas metropolitanas cultivar sus propios alimentos?

octubre 14, 2020 0 Por Patricio Cuasapaz

Incluso antes de que la pandemia a nivel mundial pusiera en evidencia la fragilidad del sistema logístico para el suministro de alimentos, tanto investigadores como empresas, entendían la necesidad de disminuir la distancia que recorren nuestros alimentos hasta llegar a nuestra mesa. Sin embargo, ¿pueden las Ciudades producir sus propios alimentos?

Al parecer la respuesta es: algunas, pero no todas; según un nuevo estudio que estima el grado en que el suministro de alimentos en Estados Unidos que podrían localizarse próxima a las ciudades, según su población, geografía y dieta promedio.

El estudio de modelado usó 378 áreas metropolitanas

El estudio de modelado, dirigido por Christian Peters y publicada en Environmental Science & Technology, estima si 378 áreas metropolitanas podrían satisfacer sus necesidades alimentarias en tierras agrícolas locales ubicadas dentro de 250 kilómetros (155 millas). El «potencial local» se estimó sobre la base de siete dietas diferentes, incluida la dieta estadounidense típica actual.

Los resultados sugieren que las ciudades ubicadas al noroeste y hacia el interior del país tienen el mayor potencial, en comparación con la población a lo largo de la costa este y la esquina suroeste de los EE. UU., cuyo potencial es menor.

Dudas sobre el uso adecuado de suelo

El estudio también revela que existía áreas excedentes en todos los escenarios de dieta, lo que genera dudas sobre el uso adecuado de suelo para cumplir con los objetivos económicos, ambientales y de salud.

Según los investigadores «No todo el mundo vive cerca de suelos con potencial agrícola para tener un suministro de alimentos completamente local o incluso regional. La mayoría de las ciudades a lo largo de la costa este y en la esquina suroeste de los EE. UU. no podrían satisfacer sus necesidades de alimentos a nivel local, incluso si cada acre disponible de tierra agrícola fuera utilizado para la producción local de alimentos. Sin embargo, muchas ciudades en el resto del país están rodeadas de una amplia tierra para apoyar los sistemas alimentarios locales y regionales «.

Cambios en la dieta, como alternativa

Peters y su equipo también modelaron siete dietas diferentes para estimar si los cambios en la dieta podrían marcar una diferencia en el potencial de producir suficientes alimentos para un área metropolitana. Las dietas iban desde la dieta estadounidense típica actual, que es rica en carne, hasta la vegana.

La reducción de los productos animales en la dieta aumentó el potencial de producir todos los alimentos localmente, hasta cierto punto. Las dietas con menos de la mitad del consumo actual de carne respaldaron niveles similares de potencial para producir alimentos localmente, ya sea de tipo omnívoro o vegetariano. El consumo de carne (res, cerdo, pollo y pavo) para la dieta estadounidense típica de referencia se estimó en aproximadamente cinco onzas por día.

Según Julie Kurtz «Habría diferentes formas de hacerlo. Imagínese, si reducimos a menos de dos onzas y media por día sirviendo porciones más pequeñas de carne y reemplazando algunos platos principales centrados en la carne con alternativas a base de plantas, como lentejas, frijoles y Las fuentes de proteína más diversas podrían abrir nuevas posibilidades para los alimentos locales. La investigación nutricional nos dice que también podría haber algunos beneficios para la salud «.

En todos los escenarios dietéticos, el modelo proyectaba que Estados Unidos tendría un excedente de tierra para satisfacer las necesidades alimentarias internas. En el actual sistema agrícola estadounidense, algunas tierras de cultivo se utilizan para biocombustibles y cultivos de exportación.

Enfocar esfuerzos en la producción de alimentos

Los investigadores señalan que si los centros metropolitanos enfocaran sus esfuerzos en producir alimentos localmente, muchas áreas agrícolas enfrentarían nuevas preguntas sobre las prioridades locales de uso de la tierra.

Para Peters «sería importante asegurarse de que las políticas de apoyo a la producción de alimentos a nivel local o regional beneficien la conservación y creen oportunidades para que los agricultores adopten prácticas más sostenibles. Las políticas también deben reconocer la capacidad de los recursos naturales en un lugar o región determinados, y considerar la cadena de suministro, incluida la capacidad de procesamiento y almacenamiento de alimentos «.

La eficiencia económica

La eficiencia económica para la producción de alimentos estaba más allá del alcance del análisis. Además, el estudio se basa en las condiciones actuales y no considera cómo el cambio climático futuro puede afectar el potencial agrícola futuro.

Fuente: https://pubs.acs.org/doi/10.1021/acs.est.9b07582