La proteína de Colza como alternativa a la proteína de soja

La proteína de Colza como alternativa a la proteína de soja

noviembre 27, 2020 1 Por Patricio Cuasapaz

La importancia de la proteína en la dieta humana

En la nutrición humana las proteínas son imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo; son las encargadas de generar y mantener los tejidos.

Para una dieta equilibrada y saludable, los seres humanos necesitan proteínas, que contienen aminoácidos esenciales que no se pueden sintetizar en el cuerpo humano. La carne y el pescado son fuentes importantes de proteínas de alta calidad.

La proteína vegetal (Proteína de soja)

Sin embargo, son varios los argumentos que no están a favor del consumo de carne, iniciando por la considerable huella ecológica de su producción, hasta el maltrato animal de las granjas de producción.

Como alternativa, ciertas plantas también pueden proporcionar proteínas valiosas. La soja, por ejemplo, se considera la mejor fuente de proteína vegetal, ya que contiene una composición de aminoácidos particularmente beneficiosa.

Los usos de la soja en la industria alimentaria son variados y han sido ampliamente estudiados, desde su consumo en fresco o en grano seco y sus germinados, hasta productos m√°s elaborados como leche, aceite, harina, tofu, miso y tempeh, o su consumo como prote√≠na aislada. Sin embargo una de las preguntas que los investigadores est√°n tratando de resolver es: ¬Ņqu√© otra alternativa tenemos, a las fuentes actuales de prote√≠na?

La proteína de colza como alternativa

Gabriele Stangl del Instituto de Ciencias Agrícolas y Nutricionales de MLU (Universidad Martin Luther Halle-Wittenberg) y su equipo de investigación, estudiaron la colza (Brassica napus), que tiene una composición de aminoácidos comparablemente beneficiosa y que podría ser una alternativa a la soja.

La colza tambi√©n contiene fitoqu√≠micos, compuestos qu√≠micos producidos por las plantas, que podr√≠an tener efectos beneficiosos para la salud, seg√ļn la investigaci√≥n.

En comparación con la soja, la colza tiene otras ventajas: ya se está cultivando en Europa y los subproductos ricos en proteínas de la producción de aceite de colza podrían utilizarse como ingredientes para nuevos productos alimenticios. Estos subproductos se utilizan actualmente exclusivamente para la alimentación animal.

Cómo se desarrolló el estudio

El estudio contó con 20 participantes y buscaba entender el efecto de las proteínas de colza y soja ingeridas en el metabolismo humano.

Antes de las intervenciones, se pidió a los participantes que documentaran sus dietas durante unos días. Luego se les invitó a comer una comida preparada específicamente en tres días separados: fideos con salsa de tomate, que no contenían proteínas adicionales o estaban enriquecidos con proteína de soja o colza.

Despu√©s de la comida, se extrajo sangre de los participantes con regularidad durante un per√≠odo de seis horas. Al utilizar este dise√Īo de estudio, los investigadores lograron evaluar la respuesta metab√≥lica aguda a los tratamientos diet√©ticos de cada participante del estudio.

Los principales resultados

El estudio demostró que la proteína de colza indujo efectos comparables sobre los parámetros metabólicos y los factores de riesgo cardiovascular como la proteína de soya. La colza incluso produjo una respuesta de insulina ligeramente más beneficiosa en el cuerpo.

Los participantes tuvieron una sensación de saciedad más prolongada después de comer la proteína de colza.

El √ļnico inconveniente identificado es que la prote√≠na de colza, a diferencia de la prote√≠na de soja, tiene un sabor a mostaza, por lo cual se vincular√≠a de mejor manera a la producci√≥n de alimentos salados que a los dulces.

Fuente: https://www.mdpi.com/2072-6643/12/8/2270/htm