Los parientes silvestres de los cultivos pueden ayudar a combatir el cambio climático

Los parientes silvestres de los cultivos pueden ayudar a combatir el cambio climático

septiembre 21, 2020 0 Por Patricio Cuasapaz

Los cultivos se han venido adaptando para que dependan de nosotros, debido a nuestra necesidad de más alimentos para alimentar a una población en crecimiento. Sin embargo, el cambio climático es una amenaza inminente para la agricultura y pone en evidencia la necesidad de adaptarse a las condiciones climáticas adversas.

Un grupo internacional de investigadores se propuso probar cómo podemos ayudar a nuestros cultivos a adaptarse en las próximas décadas. Su idea es utilizar a los parientes de cultivos silvestres.

Estos parientes de los cultivos domésticos son malezas, se encuentran en el campo, en las grietas del pavimento de las ciudades y en muchos otros lugares y han logrado vivir en climas duros sin ayuda humana desde los albores de los tiempos.

Se esperan que el uso de parientes silvestres de cultivos en los programas de mejoramiento pueda aumentar la resistencia de nuestros cultivos domésticos y mientras que se mantiene sus características nutricionales y organolépticas.

«Los parientes silvestres de cultivos han sido seleccionados por la naturaleza durante milenios para resistir las tensiones climáticas que estamos tratando de abordar. Por lo tanto, presentan una nueva esperanza«, dice Filippo Bassi (Investigador principal). Bassi es científico en Marruecos en el Centro Internacional de Investigación Agrícola en Zonas Secas (ICARDA).

Sin embargo, puede ser arriesgado cambiar la forma en que trabajan los mejoradores. «Antes de tomar la decisión final de cambiar la inversión del fitomejoramiento convencional al uso de parientes silvestres de cultivos, es fundamental asegurarse de que haya una ventaja real al hacerlo«, dice Bassi.

Se utilizó trigo para probar la hipótesis

Para probar esta idea, el equipo internacional de científicos de Bassi, procedente de África, Europa, Asia y América del Sur, se centró en el trigo duro.

El equipo reunió 60 variedades únicas de trigo para exponerlas a una batería, enfermedades fúngicas, sequía y altas temperaturas.

Un tercio de las líneas de trigo que utilizó el equipo se desarrolló combinando parientes silvestres del trigo con variedades comerciales fuertes.

Estas variedades de trigo silvestres derivadas de parientes eran robustas en comparación con las variedades más convencionales. Aproximadamente un tercio de las variedades de parientes silvestres eran resistentes a Septoria, en comparación con sólo una décima parte de las demás. Pero las variedades de trigo convencionales eran más resistentes a otras enfermedades, como roya de la hoja, que han sido el foco de programas de mejoramiento anteriores.

Respuesta ante factores abióticos

Donde realmente brillaron las variedades de trigo silvestre fue bajo la sequía y el estrés por calor. Durante la sequía, las líneas de parientes silvestres tenían granos más grandes, una adaptación crítica y un rasgo de mercado para este cultivo. Y, cuando el nitrógeno nutriente era escaso, las líneas de origen silvestre producían un rendimiento mayor que las otras variedades de trigo.

En el caso de la temperatura, el pariente silvestre presentó una clara ventaja con un aumento de rendimiento del 42 % bajo estrés por calor.

Las pérdidas de rendimiento por calor pueden ser drásticas, y el uso de parientes silvestres de cultivos para generar nuevas variedades parece ser un enfoque muy estratégico para abordar este desafío climático.

Pero la resiliencia no es toda la historia. Dependemos de los cultivos para producir alimentos. Y los cultivos son diferentes de sus primos silvestres en gran parte porque los seres humanos han seleccionado cultivos durante muchos siglos para adaptarse a sus necesidades, incluida la preferencia por preparar alimentos deliciosos.

El Sabor también es importante

Es por eso que el equipo de Bassi también analizó la utilidad de las 60 variedades de trigo para hacer pasta. Aquí, las líneas de trigo de origen silvestre fueron las menos adecuadas para la fabricación de pasta.

Según los investigadores esto no prueba que el uso de parientes silvestres de cultivos resultará inevitablemente en una mala calidad industrial. Más bien, es importante que los criadores sean conscientes de este riesgo y desarrollen estrategias de fitomejoramiento que aborden el problema.

Las conclusiones

En general, los parientes silvestres del trigo duro parecieron útiles. Cuando se cruzaron con variedades comerciales, proporcionaron una mayor resistencia al calor, la sequía y algunas enfermedades. Estas son precisamente las amenazas a las que se enfrenta no solo el trigo duro, sino la mayoría de los cultivos importantes en un mundo en calentamiento. Esas son buenas noticias para los fitomejoradores y para el mundo entero.

Los parientes silvestres de los cultivos se mostraron muy prometedores en términos de adaptación al cambio climático.

Fuente: https://www.agronomy.org/news/science-news/wild-cousins-may-help-crops-battle-climate-change