Como cultivar orquídeas

Como cultivar orquídeas

octubre 5, 2017 1 Por Patricio Cuasapaz
¿Te gustan las orquídeas? y quieres saber como se cultivan; bueno aquí tienes un guía práctica dedicada para los amantes de las orquídeas.

Como cultivar orquídeas; lo que tienes que saber antes de plantar orquídeas

¿Se plantan en el suelo o tierra?

Esta familia de plantas monocotiledoneas comprende especies tanto epífitas como terrestres que en otras palabras quiere decir que se crecen tanto en el suelo (Orquídeas terrestres, que se encuentran en menor cantidad) o sobre otro vegetal sin causarle daño o parasitarlo; de la misma manera existen especies que se pueden ubicar sobre el suelo y que aun así mantienen la condición de epifitismo, es decir que se alimentan de los nutrientes arrastrados por la descomposición de la materia orgánica o por lo que es arrastrado por la lluvia. De tal manera que dependerá de la especie que desees cultivar para elegir el sustrato adecuado para tus orquideas. Si deseas saber más acerca de Orquídeas Terrestres puedes consultarlo aquí.

¿Puedo cultivar orquídeas en…?

Estamos seguros que para la mayoría de los casos la respuesta es SI; la familia de las orquídeas con mas de 25000 especies aproximadamente, resulta ser una de las familias con mayor riqueza específica entre las angiospermas, la cual cuenta ademas con 60 000 híbridos y otras variedades más producidas por los floricultores; y lo mejor de todo esto es que se encuentran ampliamente distribuidas por todo el mundo excepto en zonas desérticas y las regiones polares; así que puedes consultar con tu proveedor de semillas o plantas de jardín cual es la especie o variedad que mejor se adapta a tu jardín.

La forma de las flores

La forma en la que se presentan las flores de las orquídeas son muy variadas; la mayoría en forma de inflorescencia con dos o más flores y en forma de racimo, sin embargo existen casos en los que se pueden encontrar géneros con una sola flor de forma apical o axial.
Las orquídeas poseen formas vistosas y colores intensos, vivos y brillantes, estas plantas son la opción perfecta para regalar, adornar el jardín o el interior de tu casa y contrariamente a lo que se piensa no es difícil mantenerlas, sin embargo algunas especias resultan más fáciles de cultivar que otras.

Clasificación de las Orquídeas (taxonomía)

Al igual que otras especies, las orquídeas tienen diferentes formas de clarificarse.

Si tomamos en cuenta su taxonomía la familia de las orquídeas cuenta con 5 subfamilias: Apostasioideae, Cypripedioideae, Vanilloideae, Orchidoideae, Epidendroideae.

Apostasioideae

Son las más primitivas de todas y comprende solamente dos géneros. Estas características primitivas hacen que algunas autoridades en la materia no las consideren como verdaderas orquídeas, sino como ancestros de las modernas orquídeas.

Cypripedioideae

Agrupa a cinco géneros: Cypripedium, Mexipedium, Paphiopedilum, Phragmipedium y Selenipedium y a aproximadamente 150 especies. Son conocidas popularmente como «zapatillas de dama» debido a su forma forma de zapatilla de su labelo que funciona como atrapa insectos obligándolo a que el insecto roce con su espalda el estaminodio, con lo que se recolecta o deposita los polinia.

Vanilloideae

Esta subfamilia comprende 15 géneros y alrededor de 180 especies que pertenecen a las tribus Pogoniinae y Vanillinae. se suele encontrar en las regiones tropicales.

Orchidoideae

En esta subfamilia se incluyen en su mayoría orquídeas de tipo terrestre con tubérculos o rizomas carnosos. El género tipo Orchis y las «orquídeas abeja» (Ophrys, que se denominan así porque su labelo parece el abdomen de una abeja) pertenecen a este grupo. Comprende 208 géneros y 3630 especies distribuidas en todo el mundo. Los miembros más representativos de esta subfamilia incluyen a Cynorkis, Diuris, Goodyera, Habenaria, Orchis, Platanthera, Spiranthes, y Zeuxine.​

Epidendroideae

Abarca más de 500 géneros y aproximadamente 20 000 especies. La mayoría son epífitas tropicales, pero algunas son terrestres e incluso unas pocas saprofitas (que se nutren de los residuos procedentes de otros seres vivos). Entre los géneros representativos se incluyen Bulbophyllum, Catasetum, Dendrobium, Epidendrum, Encyclia, Maxillaria, Oncidium, Pleurothallis y Vanda. 

Tipos de orquídeas

Otra forma de clasificar las orquídeas corresponde al sustrato o lugar en donde se desarrollan, información que puede ser de mucha utilidad a la hora de plantar orquídeas.

Orquídeas Litófitas

Son las orquídeas que crecen o se desarrollan entre rocas, especialmente en las rocas con mayor nivel de humedad, como son las que se encuentran cubiertas por hojarasca u otras plantas invasoras como el musgo o algunos líquenes.

Orquídeas Epifitas

Crecen generalmente en árboles, los cuales sirven como soporte y para poder recibir mejor la luz solar y la humedad de la lluvia. No son propiamente parásitas pues no se alimentan de ellos. Reciben la humedad del ambiente por medio de sus raíces aéreas, las cuales están cubiertas por una clase de tejido felpudo, el cual también está encargado de hacer la fotosíntesis.

Orquídeas Trepadoras

Estas orquídeas tienen sus raíces principales en la tierra, aunque también desarrollan raíces aéreas. Las ramas, el follaje y las flores se desarrollan alrededor de árboles, piedras u otras superficies altas.

Orquídeas Terrestres

Tienen plantadas las raíces a cierta profundidad en la tierra, y su tallo suele ser más erguido, muchas desarrollan tubérculos con los cuales la planta se alimenta. Las orquídeas terrestres son comunes de lugares templados, por eso son de las más populares para cultivos personales.

Especies para cultivarse en casa

Si aun estas iniciando en el hermoso pasatiempo de cuidar orquídeas. lo más aconsejable es comenzar por las variedades más comunes y fáciles de cultivar y mantener en casa como: Phalaenopsis, Cattleya, Cymbidium, Bletilla, Pleione, Odontoglossum y Paphiopedilum. Éstas se pueden tener en casa o invernadero con cuidados como riego necesario aunque no tan cargados; la planta de orquídea no soporta la humedad excesiva, luz, aire y fertilización.

Fotos de orquídeas Phalaenopsis

Fotos de orquídeas Cattleya

Fotos de orquídeas Cymbidium

Como sembrar orquídeas (cómo trasplantar orquídeas)

Lo mas probable es que lo que quieras es sembrar una orquídea a partir de un bulbo o planta extraída de otra planta de orquídea; esto debido a que es sumamente complicado sembrar orquídeas a partir de semillas pues tan solo una semilla entre un millón es capaz de germinar y llegar asta un estado vegetativo manejable, por lo cual lo más práctico es recurrir a la propagación vegetativa es decir por medio de las partes de una planta madre.
Generalmente las orquídeas deben cultivarse sobre sustratos porosos o fibrosos que permitan a sus raíces fijarse fuertemente en él pero que a su vez queden suficientemente aireadas. La Aireación del sustrato es fundamental para la mayoría de orquídeas, pues como se había mencionado antes estas plantas tienen la condición de saprofitas, lo que les permite vivir sobre otro ser vivo y alimentarse de los nutrientes disponibles en el agua de lluvia o material en descomposición. De tal manera que el primer paso es elegir un sustrato…

1. Elegir la especie de orquídea.

Como habíamos comentado anteriormente, la elección de tu orquídea preferida es muy importante, sobre todo considerando que de ésto dependerá el sustrato a utilizar, la cantidad de riego a suministrar y otras aspectos sobre su cuidado. Muchos cultivadores de orquídeas con más experiencia, suelen observar detalladamente las condiciones en las que la orquídea se desarrolla en la naturaleza e intentan reproducirlo en el jardín u orquideario, sobre todo en cuanto se refiere al sustrato.

2. Sustratos para orquídeas

Podemos encontrar varios tipos de sustratos en el mercado (de hecho puedes visitar nuestra tienda, donde te recomendamos algunos): entre los más frecuentes se encuentran, la piedra de cantera, el carbón vegetal, sustrato de polietileno y corteza de madera tratada o una mezcla de estos; los cuales son utilizados para el cultivo de orquídeas en maceteros.
Otro «sustrato» frecuente es el uso de troncos o pedazos de madera,  en cuyo caso hay que tener especial precaución con las maderas que producen aceites o lisos, pues ésto no permitirá la correcta fijación de las raíces.
Nota Importante: el sustrato no debe sobrepasar el nivel del bulbo, en otras palabras, tapar las raíces con el sustrato hasta el inicio del bulbo, esto facilitará que nuevos bulbos se generen.

3. Soporte, amarre  y etiquetado

Una de las condiciones necesarias para un buen enraizamiento es la fijación de la planta y consiste en brindarle un soporte que puede ser un pedazo de madera o varilla o alambre, como se puede ver en la imagen, y se amarra con fibra vegetal u otra cinta que permita sujetar la planta al soporte. El objetivo de esto es que las raíces mantengan su posición hasta que creen por sus propios medios estructuras de sujeción, caso contrario las raíces podrían moverse y causar lesiones en las mismas retrasando de esta manera su enraizamiento.
De la misma manera es muy importante, al menos para quienes manejan una gran cantidad de especies o variedades, conservar la identificación de las plantas, así que si trasplantado una orquídea de una planta madre no te olvides de copiar la etiqueta y colocarla en la nueva maceta.

El primer riego de una orquídea

Aunque nos parezca absurdo, es necesario esperar al menos una semana o 5 días antes de realizar el primer riego. Se aconseja una vez trasplantada la planta colocarla en un lugar fresco y esperar al menos una semana antes de realizar el primer riego el mismo que debe ser mediante un nebulizador o atomizador, evitar el riego abundante, esto debido a que es necesario no afectar la porosidad del sustrato o moverlo por el abundante riego, es necesario que las raíces se establezcan primero. (Esto dependerá de la variedad o especie a cultivar)

Como cuidar una orquidea

Las condiciones necesarias para que una orquídea se mantenga, dependerán de la variedad o especie, por lo cual es aconsejable que lo consultes con tu proveedor de semillas o viverista, sin embargo muchos cultivadores tienden a imitar las condiciones de la naturaleza lo cual depende a su vez del lugar de donde provenga la orquídea.
En su gran mayoría la orquídea es una planta de las regiones tropicales o ecuatoriales básicamente y demanda condiciones climáticas de invernadero con calefacción (17-18ºC durante la noche y 28ºC durante el día, con una humedad relativa del 80%).
En base a los requerimiento de temperatura para las orquídeas se puede clasificar en tres categorías:
Clima frío: Temperaturas diurnas entre 15 y 20ºC. Pertenecen a esta clase los Cymbidiums y Odontoglosums.
Clima templado: Entre 18 y 24ºC. Cattleyas, algunos Oncidiums, Dendrobiums y sus híbridos pertenecen a esta categoría.
Clima caliente: Temperaturas entre 20 y 30ºC. Comprenden las Phalaenopsis y las Vandas.
En cuanto a la temperatura nocturna lo ideal es una diferencia de unos 10ºC con respecto a las diurnas.
Requieren cantidades variables de luz según las especies pero en muy pocas oportunidades sol directo. Por regla general la luz debe filtrarse en un 50 a 70%. El exceso de luz puede tornar amarillentas a las hojas, pero la carencia total da como resultado hojas con una tonalidad verde oscuro., y en ambos casos se retrasa el crecimiento y se reduce o evita la floración. La cantidad correcta de luz produce una coloración «verde lechuga» generando una superficie brillosa en los brotes nuevos y la planta florece regularmente.
Si tu intención es mantenerla en tu sala, colócala junto a la ventana no directamente bajo el sol.

Como regar orquídeas

a) Oncidium, Cattleya, Epidendrum… se riegan abundantemente y luego se dejan secar casi completamente antes de volver a regar.

b) Cymbidium, Vanda, Dendrobium… se riegan prácticamente a diario, pero sólo durante la época de crecimiento. En la estación fría (otoño-invierno) en que las Orquídeas casi detienen su desarrollo, se las debe regar espaciadamente. En caso de tenerlas en interiores ó invernaderos, todo dependerá de la temperatura a que estén sometidas.

c) Phalaenopsis, Paphiopedilum, etc. se les mantiene el sustrato constantemente húmedo. No cuentan con pseudobulbos (almacenes de agua) y necesitan de humedad casi permanente. Sustrato húmedo, pero no empapado, que es diferente.

 La frecuencia de riego depende, además de la especie, de muchos otros factores como el tipo de sustrato, la temperatura, la luz, la ventilación, etc. Por ejemplo, a más luz y temperatura, más riego; las macetas de barro pierden agua por sus paredes pero las macetas de plástico, no. La experiencia en el riego es clave. Riega por la mañana para que tenga humedad durante el resto del día.
 Las Orquídeas toleran más la falta de agua que el exceso. Es decir, ante la duda no riegues.
 Comprueba el drenaje. El agua estancada es mortal, se pudren las raíces.

Como fertilizar orquídeas

Actualmente se comercializan fertilizantes especialmente formulados para Orquídeas. Son buenos.

También sirven los usados para Plantas de Interior pero a la mitad de la dosis que indican en el envase.
Las Orquídeas necesitan poco alimento (viven agarradas a los árboles). El exceso de fertilizantes quema e incluso mata.
Un plan de abonado práctico y general consistiría en aportar una vez al mes entre Febrero y Julio (en el Hemisferio Sur, entre Agosto y Enero). El resto del año nada o, si deseas afinar más, en otoño aporta cada 15 días un fertilizante que estimule la floración, es decir, que lleve una alta proporción de Potasio respecto al Nitrógeno y al Fósforo.
La dosis a aplicar cada vez la indica en el envase, pero si el fertilizante viene en forma de sal, sería 1 cucharada por cada 5 litros de agua.

Como trasplantar orquídeas

Generalmente los sustratos pueden perder sus cualidades a los 2 ó 3 compactándose, reteniendo demasiada agua y acumulando sales de los fertilizantes. Si el riego y la fertilización han sido altos, el sustrato puede deteriorarse en tan sólo 1 año, por lo cual algunas veces es necesario trasplantar la orquídea.
Otra de las causas por las que tal vez quieras trasplantar tu orquídea es porque proliferó y ya no cabe dentro de la maceta, por lo cual te dejamos aquí algunas recomendaciones:
El mejor momento para trasplantar es afinales de invierno o como máximo a principios de primavera, que es cuando las Orquídeas comienzan su período de mayor actividad.

Como extraer la nueva planta o transplantar: para ello simplemente, suelta la planta de su soporte y descubre las raíces deshaciéndote del sustrato, si lo que estas buscando es extraer una planta de otra, hay que considerar dos cosas, la primera es identificar el bulbo más joven, el cual es fácil de identificar, pues se debe encontrar al borde y suele ser más verde y lucir mas tierno que los demás, a partir de éste identifica 4 o 5 bulbos continuos, los mismos que constituirán la nueva planta; a continuación identifica la raíz que los conecta con la planta madre, y procede a cortar.

Tanto si extrajiste una nueva planta o simplemente vas a trasplantarla, identifica las raíces muertas  y córtalas. Es muy importante que desinfectes previamente el material que vas a utilizar para realizar los cortes y de igual manera desinfectes las heridas que se causen a las raíces. También es aconsejable que no trasplantes tu orquídea inmediatamente sino esperar 3 o 4 días después de haber realizado los cortes para permitir que la planta cicatrice.

Una vez realizado ésto, se puede seguir los mismos pasos que se indicaron en la sección de como plantar orquídeas.

La orquidea tardará un poco más de un mes en prender, el riego tendrá que ser diario en época de crecimiento, ya que al estar las raíces al descubierto se pueden deshidratar con mucha facilidad. Por eso, lo ideal es que el clima sea uno muy similar al de su origen, lluvioso y cálido.
Hay que tomar en cuenta que puede que las orquídeas no den flor el primer año, pero las darán posteriormente.

Como podar orquídeas.

Los criterios para podar orquídeas son:
 Corta las puntas negras que aparecen cuando la planta envejece.
 Retira las hojas y flores marchitas.
 Al finalizar la época de floración, corta por la base las varas de las flores. Así se fuerza la planta a que produzca una nueva flor.
 Con el fin de evitar propagar enfermedades (hongos, bacterias y virus) es imprescindible que las herramientas de corte estén perfectamente desinfectadas. Para limpiarlas puedes hacerlo con agua y jabón. Para desinfectarlas lo más corriente es la lejía diluida en agua (1 parte de lejía por 9 de agua). Las herramientas se sumergen en esta solución 1 ó 2 minutos. Como la lejía oxida el metal, lava después con agua y jabón y seca.

Como cuidar orquídeas de las enfermedades y plagas

Aquí algunos consejos para evitar enfermedades en tus orquídeas:
 Compra preferentemente en un establecimiento de garantías y donde te puedan asesorar sobre sus cuidados.
 Lo mejor es comprarlas en sitios donde no las tengan tan «mimadas». Es decir, si están en invernaderos climatizados y forzadas en cuanto a fertilización, humedad, etc., resultan plantas menos rústicas para el hogar o el jardín. Son preferibles las plantas que han pasado un poco de frío o calor, exceso de luz o de oscuridad, que hayan recibido pocos fertilizantes…
 Deben estar fuertes y vigorosas, sin manchas ni hojas amarillentas.
 Las raíces si son negras u oscuras indican podredumbre.
 Es recomendable mantener un tiempo aisladas las plantas recién adquiridas por si traen plagas o enfermedades que puedan extender a las demás.
 Inspecciona las plantas con frecuencia. Cuanto antes detectes el problema, será mucho más fácil su control.
 Pasa una esponja por las hojas de vez en cuando para quitarle el polvo y que puedan respirar.
 La mejor medida preventiva general es tener las plantas bien cultivadas en cuanto a iluminación, humedad, ventilación, riego, fertilización, trasplante, etc. Así es muy difícil que se enferme.

Plagas de las orquídeas

Plagas comunes son Pulgones, Araña roja, Cochinillas, Trips, etc.Moja bien con los insecticidas para llegar a todos los recovecos de la planta. Seguramente será necesario repetir el tratamiento a los 15 días.

Enfermedades de las orquídeas

 Hay hongos que atacan manifestándose en puntos o manchas oscuras en hojas y flores y otros pudren las raíces y el cuello de la planta. Éstos últimos son los más peligrosos. Infectan cuando hay un exceso de riego o un mal drenaje.
Para prevenir hongos se pueden pulverizar las Orquídeas con fungicida en otoño y primavera.
 Las bacterias son patógenos que producen lesiones acuosas o manchas redondeados en pseudobulbos u hojas. Necesitan mucha humedad para infectar. Son muy peligrosas debido a que se desarrollan rápidamente y contagian a las demás plantas. Aísla inmediatamente la planta de las demás, corta el tejido infectado y no riegues durante varios días. No hay cura con productos químicos.
Virus: los dos más comunes son el Virus del Mosaico del Cymbidiumy el Virus del Mosaico del Tabaco. Producen clorosis, malformaciones en flores y hojas marcadas. Los pulgones son sus principales propagadores de una planta a otra. Contrólalos y desinfecta las herramientas de corte. Las plantas con virus no tienen cura por lo que se deben destruirse (quemar).

Trastornos. Aparte de plagas y enfermedades, la tercera causa de problemas en las plantas son los llamados trastornos o fisiopatías. Estos son los más típicos:

Luz insuficiente: provoca falta de floración, poco crecimiento, tallos que se caen, hojas de un verde muy oscuro…

Quemaduras por el sol: hojas amarillas o secas. (Foto inferior)
Sequedad ambiental: la falta de humedad se manifiesta por el arrugamiento de hojas por un exceso de transpiración. Para aumentar la humedad del aire practica alguno de estos métodos ya comentados en el apartado de «Humedad».Temperaturas bajas, corrientes de aire o gas etileno que desprenden las frutas cercanas a la planta pueden causar la caída de las flores.
Exceso de riego: se pudren las raíces. Saca la planta del tiesto, corta las raíces podridas (negras y blandas), lava y desinfecta el tiesto y cambiar el sustrato por otro nuevo.
Mal drenaje ó sustrato compactado por estar viejo: el resultado es el mismo que antes, se pudren las raíces. Asegúrate que el agujero de drenaje inferior no está obstruido y cambia el sustrato cada 1 ó 2 años haciendo un trasplante.
Exceso de fertilizantes: puntas secas.
 Ocasionalmente la planta pierde sus hojas y es algo normal.

Multiplicación

División

Se puede aprovechar el trasplante para dividir la planta y obtener varios ejemplares. Se desmorona el cepellón de tierra, se divide con las manos y se planta cada división en una maceta distinta de tamaño apropiado y con sustrato fresco.

Semillas

Por semillas es como se hace comercialmente y tiene su complejidad. Deben cultivarse en laboratorio y con unas técnicas complejas.
La Orquídea produce un gran número de semillas, miles por cada fruto, incluso hasta 2 millones de semillas, son como granitos de polvo. Sin embargo, sólo unas cuantas logran germinar debido a que casi no tienen sustancias de reserva y requieren ser colonizadas por un hongo que vive en el suelo que le proporciona los nutrientes necesarios para germinar y desarrollarse en un principio
El desarrollo es lento, dependiendo del tipo de orquídea, puede tardar en florecer hasta siete años.

Lo más producido comercialmente son los híbridos de Orquídeas. En invernaderos es posible generar híbridos cruzando especies de un mismo género o especies de distintos géneros.