Algas marinas como alternativa para satisfacer la necesidad de alimento y otros materiales

Un estudio realizado por la School of Earth and Environmental Science de la Universidad de Queensland (UQ), dijo que las algas ofrecen una alternativa sostenible para satisfacer la creciente necesidad mundial de alimentos y materiales. Según Spillias, el investigador principal; “las algas tienen un gran potencial comercial y ambiental como alimento nutritivo y como parte de otros productos comerciales, incluyendo alimento para animales, plásticos, fibras, diésel y etanol”.

Las algas marinas podrían ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

La investigación explica que la expansión del cultivo de algas podría ayudar a reducir la demanda de cultivos terrestres y reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI) de la agricultura en hasta 2.6 mil millones de toneladas de CO2-equivalentes por año.

Los investigadores mapearon además el potencial de cultivar más de las 34 especies de algas comercialmente importantes utilizando el Modelo de Gestión de la Biosfera Global (MGB), que se trata de un enfoque para la gestión sostenible de los recursos naturales planteado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como parte del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB, por sus siglas en inglés); y que busca promover la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales en un contexto de desarrollo económico y social. Para ello, se basa en la integración de la investigación científica y el conocimiento local y tradicional en la toma de decisiones sobre la gestión de los recursos naturales.

Los investigadores estimaron los beneficios ambientales de una serie de escenarios basados en cambios en el uso del suelo, emisiones de GEI, uso de agua y fertilizantes y cambios proyectados en la presencia de especies para 2050. Uno de estos escenario se sustituyó el 10% de las dietas humanas a nivel mundial con productos de algas, determinándose que esto podría reducir el cultivo de 110 millones de hectáreas de tierra para la agricultura.

Áreas idóneas para la producción de algas

El estudio también determinó que existen millones de hectáreas disponibles de océano dentro de las zonas económicas exclusivas globales* (ZEE), donde se podría desarrollar la acuicultura, la mayor parte Zona Económica Exclusiva ZEE de Indonesia, donde se estima que hasta 114 millones de hectáreas son adecuadas para la producción de algas; Australia también muestra un gran potencial y diversidad de especies, con al menos 22 especies comercialmente viables y unos 75 millones de hectáreas de océano consideradas idóneas.

Sin embargo a criterio de a Eve McDonald-Madden colaboradora del estudio, la solución de las algas tendría que llevarse a cabo con cuidado, para evitar desplazar problemas de la tierra al océano. El estudio señala lo que se podría hacer para abordar algunos de los crecientes problemas de sostenibilidad global que enfrentamos.

Aquí el enlace del estudio: https://www.nature.com/articles/s41893-022-01043-y

Usos actuales de las algas marinas

Las algas se vienen usando en varias industrias como:

  1. Alimentos: Las algas son comestibles y se utilizan en una variedad de alimentos, como sushi, ensaladas y sopas. También se pueden encontrar en productos alimenticios como galletas, chips y helados.
  2. Suplementos dietéticos: Las algas son una fuente rica en nutrientes, y por ello se utilizan en la elaboración de suplementos dietéticos como cápsulas y polvos.
  3. Cosméticos: Las algas contienen compuestos que pueden beneficiar la piel y el cabello, por lo que se utilizan en la elaboración de cremas, lociones, champús y otros productos de cuidado personal.
  4. Fertilizantes: Las algas pueden utilizarse como fertilizantes para ayudar a enriquecer los suelos y mejorar el crecimiento de las plantas.
  5. Biocombustibles: Las algas contienen aceites y otros compuestos que se pueden convertir en biocombustibles como el biodiesel.
  6. Productos químicos: Las algas pueden utilizarse en la producción de una variedad de productos químicos, como agentes gelificantes, espesantes y estabilizadores.

Patricio Cuasapaz

Autor de AgropPROD - Noticias de tecnología agrícola. Consultor Agrícola, en planificación territorial y Marketing Digital.

Deja un comentario