Agricultura urbana

Que es la agricultura urbana

FAO, define a la agricultura urbana y periurbana como el cultivo de plantas y/0 la cría de animales en el interior y en los alrededores de las ciudades. La agricultura urbana y periurbana proporciona productos alimentarios de distintos tipos de cultivos (granos, raíces, hortalizas, hongos, frutas), animales (aves, conejos, cabras, ovejas, ganado vacuno, cerdos, cobayas, pescado, etc.); así como productos no alimentarios (plantas aromáticas y medicinales, plantas ornamentales, productos de los árboles). (Leer articulo – FAO)

La agricultura urbana busca usar espacios del área urbana o periurbana que puede ser de propiedad privada residencial, o espacios públicos para la producción de alimentos de origen agrícola, existiendo en ambos casos emprendimientos exitosos o experiencias muy buenas, que en muchos de los casos han hecho replantear los pre-conceptos de la agricultura convencional, cuyos antiguos enfoques se centran en el monocultivo, en grandes extensiones de terreno ubicados en el sector Rural y que busca consolidarse dentro de la cadena productiva como empresa centrando sus decisiones en términos de productividad y eficiencia.

Importancia de la agricultura urbana

La agricultura urbana por su cuenta busca solucionar en muchos casos la necesidad del acercamiento del ser humano a la naturaleza, sin que el hecho de no contar con grandes extensiones de terreno sea un impedimento; compartiendo generalmente objetivos y conceptos; con la agricultura ecológica, buscando reducir el impacto que la producción de nuestros alimentos tiene en la naturaleza, la inocuidad de lo que consumimos, considerado uno de los ejes fundamentales de la agricultura biológica; al igual que las nociones más sociales referentes a la sostenibilidad de la agricultura y la seguridad alimentaria de la agricultura familiar.

De la misma manera algunos investigadores indican que los centros de producción ubicados dentro de las ciudades o sus alrededores podrían reducir la tasa de desocupación en pueblos y grandes ciudades, incluso perfilandoce como una actividad de aprendizaje jóvenes y adultos.

Por otro lado la agricultura urbana ofrece beneficios adicionales como la reducción de los costos de transporte y por lo tanto de los costos de producción, eliminando de esta manera también el numero de intermediarios a la venta, lo que se traduce en beneficio económico para el productor y obviamente el aseguramiento de su seguridad alimentaria.

Los huertos pueden llegar a ser hasta 15 veces más productivos que las fincas rurales. Un espacio de apenas un metro cuadrado puede proporcionar 20 kg de comida al año. Los horticultores urbanos gastan menos en transporte, envasado y almacenamiento, y pueden vender directamente en puestos de comida en la calle y en el mercado. Así obtienen más ingresos en vez de que vayan a parar a los intermediarios.(FAO)

La horticultura puede generar un empleo por cada 100 metros cuadrados de huerto con la producción, suministro de insumos, comercialización y el valor añadido del productor al consumidor. (FAO)

Técnicas de la agricultura urbana

La agricultura urbana es una disciplina (por así decirlo), que incluye técnicas variadas para el desarrollo de cultivos, y su utilización depende de factores como la existencia o no de suelo para sembrar, las existencia de material para construcción de los sistemas de producción e incluso la motivación y el nivel de inventiva del agricultor urbano.

Aquí te describimos algunas de las técnicas utilizadas dentro de la agricultura urbana:

Hidroponía en el huerto urbano

La hidroponía consiste en el uso limitado o carente de sustrato para los cultivos, especialmente de suelo y dentro del huerto orgánico es uno de los métodos más usados principalmente cuando se carece de suelo donde establecer las plantas. Este método se basa principalmente en el establecimiento de un sistema de administración de agua y solución nutritiva en estructuras o recursos que sostengan la planta, para ello se suele usar, material de reciclaje como botellas de plástico, tubos PVC, cajones de madera, maceteros e incluso contenedores construidos con geomembrana o plástico.

Los cultivos hidropónicos pueden desarrollarse tanto con el uso de sustratos inertes lo que significa que no existe interacción bioquímica con la planta y cuya función es la de sostén, usándose con el objetivo de mantener controlado el suministro de nutrientes para el cultivo; y sin sustrato cuando las raíces de la planta se ubican directamente sobre el medio hidropónico con la solución nutritiva.

Los micro-climas en el huerto urbano

Se disponga de suelo o no ésta es una de las estrategias que busca asegurar las condiciones climáticas del cultivo, utilizando para ello plástico de invernadero, pudiendo construirse tanto estructuras grandes como invernaderos, como infraestructuras mínimas como túneles y cuya finalidad es la de proteger a las plantas de factores como cambios bruscos de temperatura, la humedad excesiva, entre otros, al igual que funcionan como barrera para evitar el ataque de insecto y de vectores de enfermedades.

El compostaje en el huerto urbano

Otro de los recursos frecuentes en la agricultura urbana es el uso de compost, el mismo que puede ser obtenido fácilmente en base a los desechos provenientes de la preparación de los alimentos, así como de los restos vegetales de la misma huerta.

Jardines verticales

No solamente la horticultura se esta tomando los espacios urbanos, también la jardinería. Actualmente los jardines verticales se han tornado en uno de los recursos arquitectónicos más vistosos y usualmente usados en edificios con interés comercial o empresarial.

La agricultura moderna exige producir más en menos espacio, o en los espacios disponibles, azoteas, paredes, muros, ventanas, jardines, terrenos comunitarios urbanos; cualquier lugar viene bien para realizar esta noble labor alimentar el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *